Luego de un llamado a dialogar por parte del Gobierno Nacional, y tras varias horas de negociación, en la tarde de hoy domingo pudo alcanzarse un acuerdo formal que permitió la cancelación de un paro nacional convocado para mañana lunes 8 de noviembre, por dirigentes del transporte público.
 
Contribuyó a la superación de la problemática, la buena disposición de los dirigentes transportistas quienes demostraron su voluntad de no afectar a los usuarios del servicio público, entendiéndose que el alza del combustible es un problema de carácter mundial.
 
Entre los acuerdos pactados se encuentran la garantía de alivios financieros temporales y la creación de una mesa de diálogo permanente entre dirigentes transportistas y las autoridades nacionales.
 
El Gobierno Nacional, en todo momento, ha estado pendiente de esta situación, buscando superar una crisis que afectaría dramáticamente los esfuerzos que se realizan por reactivar la economía nacional. El Presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, giró instrucciones para que se alcanzaran fórmulas de consenso, en base a un diálogo franco, y sin olvidar que el alza en el precio de los combustibles es un tema complejo y no muy fácil de manejar.
 
En las negociaciones de hoy, participaron altos dirigentes de las distintas organizaciones vinculadas al transporte público y por el sector oficial funcionarios de la Presidencia de la República, Secretaria Nacional de Energía, ACODECO, Ministerio de Comercio e Industrias, Ministerio de Gobierno y directivos de la ATTT.